Década de 1970

En la Década del 70 al tener equipo humano disponible, se resolvió solicitar a la Cooperativa de Puan el reintegro del área concedida para ser atendida desde CLERYSA, y a la vez realizar nuevas extensiones de redes e incorporar nuevos usuarios rurales. Así es como se inició la primera etapa de Electrificación Rural con 78 usuarios/asociados quienes realizaron aportes de capital para la ejecución de la obra y la electrificación sin cargo a todas las escuelas primarias rurales del área de concesión en Adolfo Alsina.

Por su parte el departamento de Agua Corriente se creó luego de gestiones del Intendente Marcos Razquin y el diputado Fonte, quienes consiguieron un Convenio con el SPAR, posteriormente ratificado por el intendente Lapacó.

El Consejo de Administración, junto al primer gerente David Hirtz, más empleados administrativos, y docentes de escuelas primarias, se fijaron el objetivo de entrevistar gente de la ciudad adhiriendo a la futura obra a 2726 asociados, así inició la planificación y construcción del tanque elevado, una cisterna, y los 3 primeros pozos de explotación en la futura planta de Bombeo.

Una vez terminada la ejecución de la obra, se realizó la ampliación hacia Villa Lago Epecuén.

Los fundadores de la cooperativa habían tenido la visión y la amplitud para incorporar dentro de los objetivos no solo la parte eléctrica, sino servicios públicos, viviendas, y pavimento; así nació el departamento de Cordón Cuneta y Pavimento, con una obra de 70 cuadras de hormigón armado elaborado con personal y maquinarias propias en nuestro obrador.

En los primeros años la sede social y administrativa fue en el primer piso del palacio municipal, mientras se construía la sede propia en calle Rivadavia 1249.